Copy

Nuevas profesiones y el futuro del trabajo

La gente anda preocupada porque los robots van a acabar con el trabajo. Supongo que esta es la misma preocupación que tuvo mucha gente cuando se inventó el telar, la imprenta o la máquina de vapor. Los más aventajados de la clase ya piensan en cosas como el subsidio universal o el impuesto que habrá que cobrar a las empresas que utilicen robots, prescindiendo de las personas que antes tenían que realizar el mismo trabajo de una forma menos eficiente y más costosa.

El trabajo nunca se va a acabar. Siempre habrá trabajo para aquellas personas que utilizando la creatividad sepan encontrar soluciones a los problemas que aún están sin resolver o a los nuevos problemas que irán surgiendo con el tiempo. Siempre habrá trabajo para aquellos emprendedores que sepan inventar nuevas formas de hacer las cosas o nuevas cosas que poder hacer con nuestro tiempo. Siempre habrá trabajo para aquellas personas que estén dispuestas a trabajar ayudando a los demás, allá donde las máquinas nunca podrán llegar porque se hace estrictamente necesaria una relación humana.

La historia se repite

"Se llama ascensorista a la persona que tiene por profesión el manejo de un ascensor. La profesión de ascensorista fue muy popular en la época en que los ascensores se gestionaban manualmente pero prácticamente se extinguió con la aparición de los ascensores automáticos. Las principales funciones del ascensorista consistían en abrir y cerrar las puertas interiores y la puerta de seguridad y pulsar los botones correspondientes a cada piso o accionar la palanca. Los ascensoristas también informaban a los pasajeros sobre la ubicación de las oficinas o los apartamentos de inquilinos a los que se dirigían. Una de las operaciones más delicadas que realizaban los ascensoristas era el manejo de la palanca de control. La palanca debía ser empujada hacia adelante para hacer bajar el ascensor y movida hacia atrás para hacerlo subir. El ascensorista debía alinear suavemente el suelo del ascensor con el del piso al que se dirigía para lo que necesitaba una gran pericia. En caso contrario, sometía al aparato a bruscos e incómodos movimientos hasta que lo conseguía".

Tras leer este texto extraído de la Wikipedia se entiende perfectamente la razón por la que no va a ocurrir una catástrofe el día que los coches, autobuses y camiones sean autónomos, dejando de ser necesaria la figura del conductor o chofer. Está claro que miles o incluso millones de personas tendrán que encontrar otras opciones a nivel laboral, muchas de ellas seguramente seguirán en el mismo sector o incluso empresa, pero realizando labores diferentes relacionadas con los vehículos autónomos, a nivel de mantenimiento o supervisión. De las restantes personas algunas se jubilaran por llegar a la edad, otras tendrán iniciativa para cambiar de sector o actividad y algunas irremediablemente quedarán en el paro. Pero nadie puede pretender que un avance tan relevante como es el los vehículos autónomos, que va a ayudar a salvar miles de vidas al año en las carreteras, se vea frenado porque los conductores tienen unos derechos adquiridos, sobre un empleo que claramente va a dejar de tener utilidad en menos de 10 años. Solo hay que esperar que con todo lo que se sabe ahora al respecto, no haya gente que aún piense en dirigir su carrera profesional como conductor de cualquier tipo de vehículo.

Ante esta situación muchas personas pueden pensar que nos enfrentamos a un panorama preocupante por el impacto que va a tener la tecnología en el mercado laboral, pero tal y como vamos a ver a continuación, la tecnología también está propiciando la aparición de muchas nuevas formas de trabajo que suponen una importante oportunidad para todos aquellos profesionales que estén dispuestos a "reciclarse".

Trabajos que no existían hace 10 años y que ahora dan empleo a miles de personas

Youtuber

El Rubius, aunque no te guste, tiene más de 20 millones de suscriptores en su canal de Youtube. En menos de 10 años Youtube ha proporcionado a los artistas una independencia que ningún otro medio de comunicación les había proporcionado anteriormente. El Rubius no ha necesitado superar ningún casting, no ha necesitado un representante, no depende de las cadenas ni de las productoras para sacar la siguiente temporada de su "serie", tampoco necesita que otras personas le graben ni editen sus vídeos, todo lo hace él y ese nivel de autosuficiencia también redunda en los beneficios que puede llegar a obtener por su trabajo. Estamos ante el ejemplo más llamativo de una nueva profesión de la que ya viven miles de personas en todo el mundo y que comienza a generar incluso sus primeros millonarios. Una profesión que tiene en actores, músicos, cantantes, escritores, ... sus predecesores, pero que en esta ocasión se lleva a una escala aún mayor, gracias a la gran capacidad de difusión con la que cuentan los medios sociales online. Los bloggers y los instagramers son otros ejemplos de esta situación, aunque la proyección ha sido menor debido a que el formato texto y el formato imagen, no es tan potente como el formato vídeo, si pensamos en la cantidad de gente que ahora vive de contar sus ideas a través de comunidades online, nos damos cuenta de que aún existe mucho recorrido a nivel profesional para aquellos que sepan ser creativos a la hora de darse a conocer.

Community Manager

La gestión de las comunidades online y la relación con los clientes a través de los medios sociales, también ha generado una nueva profesión que tampoco existía hace 10 años. El gran éxito de las redes sociales Facebook y Twitter ha traído consigo el interés de las marcas por estos nuevos canales de comunicación entre personas, que tenían como una de sus características la facilidad para que la gente compartiese su opinión sobre los productos o servicios que utilizaba o contrataba. Cuando las marcas se dieron cuenta de que sus clientes estaban opinando sobre ellas en las redes sociales, vieron importante formar parte de esa conversación, en lugar de intentar evitarlo o prohibirlo. Esto trajo consigo que muchas de estas marcas necesitasen un nuevo tipo de profesional para sus departamentos de atención al cliente o de marketing, personas con conocimientos de cómo funcionan las redes sociales y con la mentalidad adecuada para representar a las empresas en un contexto completamente diferente al que hasta ese momento era habitual. De esta forma desde el año 2008, cuando comenzaron a tomar fuerza a nivel mundial estas redes sociales, miles de personas se han podido dedicar a trabajar como community manager, gestionando la presencia en redes sociales de las marcas y desarrollando las denominadas estrategias de social media dirigidas a potenciar el beneficio que las empresas pueden obtener de las comunidades online.

Gamer

Pocos niños podrían haber imaginado, la primera vez que se plantaron delante de una videoconsola, que esa diversión a la que tantas horas iban a dedicar, se podría llegar a convertir en una profesión. Muchos niños incluso ahora desconocen que hay un buen número de chavales que se ganan la vida como jugadores profesionales de videojuegos, formando parte de equipos de competición y participando en los torneos eSports, que además se han convertido en uno de los eventos deportivos con mayor audiencia a nivel mundial. Los eSports o deportes electrónicos es como se denomina a las competiciones de videojuegos, en los que los jugadores profesionales compiten entre ellos en juegos de estrategia en tiempo real, lucha, disparos en primera persona y multiplayer online battle arena. Torneos mundiales de League of Legends, Dota 2, Counter Strike y FIFA entre otros, son realizados anualmente, tienen lugar en estadios deportivos y se retransmiten mediante Internet utilizando plataformas como Twitch, que fue comprada por Amazon en 2014 por un valor de 970 millones de dólares. Los ganadores de estos campeonatos pueden ganar importantes premios y grandes cantidades de dinero, gracias a los patrocinios de reconocidas marcas fabricantes de videojuegos y productos electrónicos. Actualmente el juego competitivo con mayor premio ha sido el entregado en el campeonato The International 2016, por parte del juego Dota 2 con un premio total a repartir de 20,7 millones de dólares, de los que más de 9 millones han sido para el equipo ganador llamado Wings Gaming.

Piloto de drones

Al igual que hemos comentado en el caso de los videojugadores profesionales, con los drones está sucediendo una situación parecida. Muchos niños y jóvenes se han visto enormemente motivados por las posibilidades de los drones a la hora de ser utilizados a nivel recreativo y en muy poco tiempo se ha generado una expectativa tan alta al respecto que han comenzado a surgir las primeras competiciones o carreras de drones, en las cuales han aparecido también los primeros pilotos de drones de competición a nivel profesional. En el artículo que dedicamos a los drones hablamos de la competición World Drone Prix que se ha realizado en Dubai y en la que el joven Luke Bannister al frente de su equipo Tornado X-Blades Banni-UK ha sido el ganador de un premio de 250.000 dólares. Además del tema de las competiciones existen muchas otras oportunidades para todos aquellos que quieran dedicarse a pilotar drones, principalmente porque cada vez son más las aplicaciones que se están desarrollando para estos dispositivos en todo tipo de sectores y actividades a nivel logístico, de vigilancia, .... Además hay que considerar que con el tiempo irán surgiendo multitud de nuevos tipos de vehículos que requerirán cierto tipo de control por parte de un piloto, aunque estén programados para realizar ciertas funciones, por un lado será necesario programarlos, habrá que realizar labores de supervisión y mantenimiento, además de determinar las estrategias a seguir para el trabajo que vayan a realizar.

Hacker

La ciberseguridad va a ser uno de los temas más relevantes a nivel de tecnología en los próximos años. En el momento en el que Internet ha trascendido de los ordenadores para formar parte de todo lo que nos rodea, como los coches, el mobiliario, la ropa, .., se ha amplificado enormemente el alcance de los problemas que se pueden producir por parte de aquellas personas y empresas decididas a utilizar estas tecnologías en su beneficio de forma maliciosa o ilegal. En esta situación los hackers tienen un papel fundamental ya que son los que conocen las posibilidades que ofrece la tecnología para cometer delitos, las vulnerabilidades que se pueden aprovechar y pueden encontrar la forma de evitar que se produzcan los ataques de los crackers. Es por esto que muchas empresas y también instituciones con INCIBE están fomentando que los jóvenes se formen adecuadamente en estos temas, porque existe una gran oportunidad laboral al respecto y resulta muy costoso encontrar a los especialistas que conocen las herramientas y procedimientos adecuados para trabajar en todos los ámbitos que la seguridad informática precisa.

Coach

Al igual que durante mucho tiempo los entrenadores personales han jugado un papel muy importante para ayudar a las personas a mejorar en su rendimiento físico, ya sean deportistas profesionales, para mejorar en la competición o personas que querían practicar un deporte pero necesitaban de una ayuda externa, en el ámbito profesional y emocional cada vez es más habitual recurrir a estos entrenadores denominados coach. El coaching personal y ejecutivo se ha convertido en una profesión a la que se dedican miles de personas, cuya principal motivación es ayudar a otras personas a lograr sus objetivos, muchas de estas personas pueden ser psicólogos o formadores, que han reconducido su carrera. También pueden ser todo tipo de profesionales que han decidido formarse en este aspecto, con la perspectiva de resultar de utilidad a aquellas personas que saben que en solitario no podrán lograr las metas que se proponen.

Maker

La popularización de las impresoras 3D, los drones y otros dispositivos de hardware libre como Arduino, están permitiendo que miles de personas puedan dar rienda suelta a sus ideas para el diseño y fabricación de todo tipo de nuevos dispositivos electrónicos o con todo tipo de nuevas utilidades. El movimiento Maker es un término acuñado por Dale Dougherty de O’Reilly Media y popularizado a través de la revista Make, con el objetivo de fomentar que la gente pudiese replicar con "átomos" en el mundo físico, lo que se había logrado realizar con "bits" en el mundo virtual. Por lo tanto se trasladan muchas de las ideas del desarrollo de software y la cultura Open Source a todo tipo de actividades, por ejemplo en el mundo de la decoración, la moda, la cocina y el arte. En la revista Hacedores explican cuáles son los 3 pilares del movimiento maker: las herramientas digitales para el diseño y la fabricación, como la impresora 3D, el cortador láser, el escáner 3D que ahora están disponibles para el uso personal y a precios asequibles; los medios digitales colaborativos, entre los que se encuentran las plataformas de crowdsourcing de ideas y las plataformas de crowdfunding que facilitan la financiación de los proyectos; y el surgimiento de la fábrica para alquiler, que permite la producción en masa, gracias a que las fábricas de todo el mundo son cada vez más accesibles en la red, abiertas a órdenes de cualquier tamaño para cualquier persona, a cualquier escala.

Crowdfounder

Con el nacimiento hace menos de 10 años, de plataformas de financiación colaborativa como Kickstarter e Indiegogo ha surgido un nuevo tipo de emprendedor que se caracteriza por su creatividad. El crowdfunding ha permitido que miles de personas hagan realidad sus ideas de productos o servicios, sin tener que buscar financiación de bancos o inversores o arriesgar su propio dinero, sin saber si realmente lo que quería hacer tendría una buena acogida en el mercado. La mayoría de estas personas no se habrían convertido en emprendedores si no hubiese existido esta nueva forma de financiación de proyectos. Muchas de estas personas ni siquiera se sienten emprendedores y realmente no están muy interesados en aspectos del negocio como la competencia o la escalabilidad, tan solo tienen la ilusión de hacer realidad una idea y que esta pueda llegar a muchas personas. Gracias al crowdfunding además el emprendedor se rodea de una comunidad que le impulsa para convertir esa idea en un producto en busca del éxito y la notoriedad. Si no existiese el crowdfunding habría sido imposible que inventores como Studio Banana hubiesen creado productos como el famoso Ostrich Pillow que es un ejemplo muy representativo de producto que gusta a la gente pero que difícilmente puede ser percibido como una buena inversión en el ámbito financiero.

Los trabajos del futuro para gente con iniciativa

La iniciativa será la llave para encontrar trabajo en los próximos años. Está claro que sin iniciativa no se puede emprender, pero tampoco se podrá trabajar si no se demuestra una capacidad proactiva para afrontar retos, descubrir los problemas a los que se enfrentan las organizaciones y ponerse a trabajar para solucionarlos. Todo trabajo que ahora realizan las personas de manera mecánica lo van a asumir las máquinas. Por muy alta que sea la complejidad o especialización del trabajo, se van a crear robots que realicen todo tipo de tareas de manera autonóma y flexible. Pero lo que por ahora no van a tener esos robots será iniciativa, aunque cuenten con Inteligencia Artificial que les permitirá tener cierto tipo de autonomía a la hora de tomar decisiones, la iniciativa por parte de las personas será necesaria durante mucho tiempo, por un lado para decidir qué nuevas labores podrán realizar los robots y por otro lado encontrar soluciones a los nuevos problemas que se vaya encontrando la sociedad y las empresas.

A continuación vamos a conocer algunas de las nuevas profesiones que ahora están empezando a dar sus primeros pasos y que en un futuro cercano tendrán una gran relevancia:

Entrenador de Inteligencia Artificial

Aunque se están produciendo grandes avances en lo que se refiere a la tecnología que permite que funcione la Inteligencia Artificial, aún queda muchísimo trabajo por hacer para que las máquinas respondan adecuadamente a las necesidades que tenemos las personas y se pueda establecer con ellas un diálogo, que las permita aprender para ir mejorando en la ayuda que nos proporcionan. Por lo tanto queda aún mucho más tiempo para que veamos que la Inteligencia Artificial puede realizar de forma autónoma las principales tareas que a los humanos nos gustaría encomendarle. Y para llegar a una situación en la que la Inteligencia Artificial resulte realmente útil a las personas va a ser determinante la realización de un proceso de entrenamiento en el que las personas ayuden a las máquinas a aprender aquellos aspectos que dependen más de la personalidad, de la forma de pensar, de las creencias y opiniones personales. No sería positivo para la sociedad en general que la "educación" de la Inteligencia Artificial dependiese únicamente de los gobiernos o de las empresas que actualmente están desarrollando estas tecnologías. La situación más adecuada es aquella en la que muchas personas podamos formar parte de ese proceso de aprendizaje, al igual que ha ocurrido en las iniciativas Open Source como la Wikipedia, que resultan significativamente más útiles al estar soportadas por una comunidad, que en los modelos anteriores en los que era instituciones y empresas las encargadas de recoger el acervo cultural de la humanidad. Está claro que una parte importante de estos entrenadores y supervisores de la Inteligencia Artificial pertenecerán a las empresas que trabajan en el desarrollo de esta tecnología, pero también debería haber espacio para otros muchas personas que trabajan de manera independiente, aportando valor a este proyecto, que va resultar de tanta importancia para la humanidad. Al igual que han hecho muchos programadores que han colaborado en el desarrollo del software de Linux, para lograr convertirlo en el sistema operativo más importante, o escritores que han colaborado para generar los contenidos a través de sus blogs en Wordpress, muchas otras personas podrán ayudar enseñando a la Inteligencia Artificial a conocer mejor a los humanos para poder ofrecerles un mejor servicio.

Grower

Aunque podríamos considerarlo como una derivación del movimiento maker, aquí hablamos de una tendencia futura para personas que se dediquen a cultivar o producir sus propios alimentos, una nueva generación de agricultores que aprovecharán al máximo las nuevas tecnologías y que podrán hacerlo incluso desde las ciudades, sin tener que llevar una vida apartada en el campo, como era habitual anteriormente. Un nuevo tipo de agricultura, como el que promueve Open Agriculture Initiative, utilizará tecnologías como la hidroponía y la aeroponía para establecer nuevas formas de cultivar frutas, verduras y hortalizas, en las propias ciudades, por medio de huertos verticales que podrán estar alojados en el interior de los edificios, en habitaciones de las casas particulares, en los patios y tejados de los mismos. Esta nueva generación de agricultores utilizará al máximo las posibilidades de la genética y la biotecnología, para la mejora de los alimentos, amplificando sus cualidades culinarias y mejorando sus propiedades alimenticias. Además recurrirá a tecnologías como Internet y la robótica para automatizar todo tipo de procesos relacionados con los cultivos, para mejorar la producción y maximizar su rendimiento. Una nueva generación de agricultores que se organizará en comunidades para compartir conocimiento, como la que promueve la startup española Niwa y donde se fomentarán nuevas formas de comercialización hiperlocal buscando un desarrollo más sostenible y social. Gracias a la automatización de todos los procesos y a la posibilidad de realizar este trabajo en el propio hogar, muchas personas podrán compaginar esta actividad con otros trabajos, contando en primer lugar con un importante ahorro económico a nivel de consumo de estos productos y además permitiendo tener unos ingresos extra por la venta de los productos a través de plataformas de consumo colaborativo como La Colmena que dice Sí

La mayoría de los casos que hemos comentado anteriormente se refieren a profesiones independientes o nuevos tipos de emprendedores, pero en el ámbito de las empresas también se van a ir creando nuevos puestos basados en innovaciones que provienen del ámbito de la tecnología o nuevas necesidades que surgen en las organizaciones. Veamos a continuación alguna de estas nuevas responsabilidades en las empresas:

Analista de Big Data

Los datos van a ser la materia prima con la que van a trabajar una parte importante de las empresas más exitosas de los próximos años. Actualmente se trabaja para desarrollar las tecnologías que permitan gestionar y analizar toda la información que generan las empresas en relación con sus clientes, pero aún se está aprovechando muy poco esta información, porque no existen personas preparadas para crear estrategias que permitan obtener un beneficio de los datos analizados. Por lo tanto el papel de estos analistas, con capacidad para extraer conclusiones y definir estrategias, va a ser fundamental para que las empresas puedan ofrecer nuevas soluciones a los problemas que tienen las personas. La Inteligencia Artificial también va a jugar un papel muy importante como tecnología utilizada en el Big Data, pero no lo hará de manera autónoma, sino con la guía y supervisión de los analistas de datos, que lo utilizarán como una herramienta para aumentar la eficiencia y proyección de su trabajo.

Chief Happiness Officer

Desde hace poco tiempo empresas como Sngular están promoviendo esta figura profesional, convencidos de que el trabajador feliz hace mejor su trabajo y es menos probable que se vaya a otra empresa de la competencia. Para empresas que basan su éxito en el talento de sus trabajadores, que son conscientes de que ese talento es un bien escaso que resulta muy difícil de encontrar, y que una vez conseguido es fundamental trabajar para retenerlo, resulta fundamental contar con una estrategia adecuada para asegurar que el trabajador es feliz en su trabajo. Esta nueva figura dentro de las empresas demuestra que aún existe un gran potencial a nivel de los negocios para generar nuevas profesiones, a las que se puedan dedicar aquellas personas que buscan nuevos retos profesionales y tienen la capacidad para innovar en su forma de trabajar. Libros como La Empresa más Feliz del Mundo, escrito por el emprendedor David Tomás, también fomentan esta nueva forma de pensar en las empresas, que si acaba cuajando en la sociedad y en la economía, permitirá que mejore enormemente la motivación de muchos trabajadores, lo cual redundará en beneficio de las empresas y por lo tanto ayudará a su vez a generar más trabajo.

Astronauta

Tal y como vimos en el artículo que dedicamos a la exploración espacial, cada vez son más empresas las que se dedican a desarrollar proyectos relacionados con el espacio, ya sea con un objetivo turístico, la prestación de servicios a instituciones como la NASA o incluso la explotación de los recursos minerales de otros planetas. Al aplicarse tecnologías como la robótica y la impresión 3D a la exploración espacial, se está logrando un crecimiento exponencial en el desarrollo de estas iniciativas y esto va a acelerar enormemente la posibilidad de que pronto se realicen viajes a la Luna, Marte y otros planetas. Una vez se hayan realizado estos viajes exploratorios y se realicen asentamientos en esos planetas, será aún más asequible realizar nuevos proyectos de exploración espacial y para ello se necesitarán a muchas personas que participen en estos viajes y asentamientos como astronautas. Con este planteamiento queda claro que ya no está tan lejos el futuro que mostraban las películas de ciencia ficción en las que se reclutaban personas para ir la espacio y por iniciativas como Mars One podemos ver que existen miles de personas dispuestas a arriesgar su vida realizando viajes al espacio, por lo que queda claro que el ser humano sigue teniendo en la sangre el afán por explorar y descubrir, en este caso el espacio exterior.

Tras esta revisión sobre las nuevas profesiones que han surgido en los últimos años y las que van a proliferar en los próximos, no cabe duda de que por cada trabajo con el que acaba la tecnología, por otro lado se abre la puerta a nuevas oportunidades para aquellos que tengan la iniciativa para saber utilizarla en su provecho. Pero ante este panorama podemos pensar que se puede producir una importante brecha social entre aquellas personas con la mentalidad adecuada para adaptarse a la situación y aprovechar la tecnología en su beneficio, frente a aquellas personas que se queden parados viendo cómo los robots ocupan su trabajo, sin poder hacer nada al respecto. Por eso resulta tan importante que desde ahora empiecen a cambiar las cosas en el mundo de la educación, enseñando a los niños a tomar el control de la tecnología, a tener la iniciativa para utilizarla en su beneficio y en el de el resto de las personas para entre todos lograr un mundo mejor.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Copyright © 2016 Futurizable, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list

Email Marketing Powered by MailChimp